REVISTA .SEGURIDAD | 1 251 478, 1 251 477 | REVISTA BIMESTRAL

Información Sensible en Dispositivos Móviles

Los grandes avances tecnológicos de los últimos años han hecho posible que en la actualidad podamos manejar una gran cantidad de información en dispositivos que caben en la palma de la mano. De esta forma, estos nuevos aparatos han permitido que el hombre se desempeñe de una manera más eficiente y productiva en varios aspectos de su vida.

Los dispositivos móviles han evolucionado de tal forma que algunos los consideran computadoras de bolsillo debido a sus características y funciones. Estas características han provocado que los usuarios se vean atraídos a la posibilidad de manejar muchos aspectos de su vida diaria a través de los dispositivos móviles, debido a que son una herramienta muy poderosa que permite realizar acciones como navegar en Internet a grandes velocidades, manejo de correo electrónico, chatear, revisar tus redes sociales, tomar fotografías y video con una gran calidad, juegos, agenda electrónica, GPS, ver televisión y algunos incluso, permiten levantar un propio servidor Web. Es decir, la cantidad de aplicaciones que estos aparatos poseen, superan en gran medida las expectativas que se tenían de ellos.

Para personas dedicadas a los negocios, los dispositivos móviles son un arma muy poderosa, el aumento en la capacidad de almacenamiento de los móviles actualmente supera los 16 Gigas, lo cual permite almacenar mayor cantidad de información de todo tipo tanto personal como laboral.

Ahora debemos detenernos a pensar en lo que pasaría si alguien con intensiones nada éticas y maliciosas se llegará a apoderar de nuestro dispositivo móvil, si somos de las personas que acostumbramos sacarle el mayor provecho a nuestro móviles seguramente corremos un gran riesgo. Supongamos el hipotético caso en el que extraviamos nuestro dispositivo móvil y una persona que se dedica a la extorsión lo encuentra. Al revisar nuestro aparato puede ver mensajes de texto que describen mucho de nuestra personalidad, observa las imágenes que almacenamos las cuales le brindan información de los lugares que visitamos, nuestras amistades, la ropa que vestimos, nuestros gustos, el auto que manejamos el lugar donde vivimos, etc. No es difícil pensar la enorme utilidad que esta información representa para secuestradores o extorsionadores.

Ahora supongamos que somos una persona de negocios y que en nuestro móvil, manejamos información de aspectos financieros críticos relacionados con la empresa donde laboramos, información tal como datos de trabajadores, créditos, contratos realizados o por realizar, contactos de altos directivos, supongamos que la empresa de la competencia contrata a un cracker (persona que utiliza sus conocimientos informáticos con fines de lucro) para acceder a al información de nuestro dispositivo, si manejamos información muy importante de la empresa esta puede estar en grave riesgo. Y no solo hablamos de pérdidas económicas, sino del riesgo real para la subsistencia de la empresa y la continuidad del negocio, y hasta responsabilidades legales derivadas en caso que un dispositivo contenga información confidencial, como lo son los registros médicos.

En la actualidad es común que las parejas se tomen fotografías o videos los cuales comparten como muestra de su amor, amistad, etc. Ahora imagínense el escenario en el que los videos o fotografías de nuestro móvil son extraídos por alguien a quien no le somos de su agrado y coloca estas imágenes o videos en sitios Web. En poco tiempo todas las personas de nuestro círculo social se enteran de tan fatal suceso, si estamos en la escuela probablemente no queramos asistir jamás, peor aun si estamos en el trabajo, probablemente renunciaríamos o cambiaríamos de área a Alaska.

En fin, miles de posibles escenarios pueden ocurrir si nuestra información llega a manos no adecuadas ni éticas. Si nos ponemos a pensar en la posibilidad de que ocurran estos escenarios nos daremos cuenta de que es muy alta. Los dispositivos móviles ofrecen una nueva forma de relacionarse con el mundo al compartir fotos, vídeos, ver antiguos compañeros, etc. Pero también existe la parte oscura, chantajes, extorsiones, amenazas, secuestros, acosos, son solo algunos de los riesgos a los que estamos expuestos al manejar tanta información concentrada en un solo punto.

Recomendaciones:

A continuación te mencionaremos algunas prácticas de seguridad que esperemos te sean de utilidad:

  • Asegurarse de que nuestro dispositivo móvil tenga habilitado el uso de contraseñas, estas deben de ser robustas y no se deben de compartir con alguien más.
  • Considerar el cifrado tanto del dispositivo móvil como de las tarjetas de almacenamiento.
  • Si el dispositivo móvil utiliza el software “Windows Mobile 5.0” como sistema operativo es posible aprovechar el complemento del “pack” de mensajería y seguridad (MSFP), el cual permite la protección de los siguientes datos:
    - Restablecimiento del dispositivo móvil tras cierto número de intentos de inicio de sesión fallidos
    - Borrado remoto de los datos y restablecimiento del dispositivo a su estado original
  • No compartir fotografías, videos, mensajes, etcétera con desconocidos, ni almacenar fotografías o videos que den información acerca de nuestra persona y seres queridos.
  • Desactivar el dispositivo bluetooth cuando no se esté utilizando, ya que representa una puerta en nuestros dispositivos por donde pudieran acceder intrusos.
  • Tener extremo cuidado al conectar nuestro móvil a redes públicas abiertas, pues es en estas redes en donde ocurre la mayor cantidad de ataques hacia nuestra información.

Referencias:

http://www.slideshare.net/chemai64/seguridad-en-dispositivos-mviles
http://www.techweek.es/seguridad/analisis/1006536004801/cuidado-redes-sociales-cloud-computing.1.html
http://blog.coompra.com/2009/10/sexting-y-el-peligro-de-los-moviles/ 

UNAM

[ CONTACTO ]

Se prohíbe la reproducción total o parcial
de los artículos sin la autorización por escrito de los autores

 

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) © Todos los derechos reservados 2017.